Lonely Planet pone a Sevilla como la ciudad número uno para visitar en 2018

No Comments

La guía de viajes más grande del mundo, Lonely Planet, ha elegido a Sevilla, España como la mejor ciudad para viajar en 2018. Cada año, la editorial crea una lista de las mejores ciudades para viajar. La decisión viene de un comité de expertas y las opiniones de escritores de viajes. Lonely Planet dijo, “Una vez fue una metrópolis congestionada de tráfico descansando sobre sus históricos laureles, Sevilla se ha convertido en una ciudad de bicicletas y tranvías, ansiosa por revitalizar su pasado artístico.” La editorial dijo que recomienda Sevilla por su arquitectura histórica y las actividades culturales de la ciudad como el baile flamenco.

Estudié en Sevilla por todo mi segundo año académico. Elegí estudiar en España porque estaba enamorado de Europa. Visité Londres, París, Barcelona, y Roma por dos semanas con miembros de mi clase de español cuando estaba en el instituto. Sabía que quería estudiar en Europa en la universidad. Elegí España porque me encantan los idiomas extranjeros y quería mejorar mi español. Sevilla fue la ciudad perfecta porque a diferencia de otras ciudades grandes de España, todavía mantiene su propio idioma muy bien.

También, elegí Sevilla porque es muy hermosa y menos cara que Madrid y Barcelona. Me gusta el estilo de vida allá. La gente es muy activa. Es fácil ser activo allá cuando tú puedes andar, correr, montar bicicletas, hacer kayaking por el río, y bailar flamenco. Cuando hablé con Sevillanos sobre su ciudad, ellos me dijeron que les gusta la ciudad por el buen ambiente.

La ciudad tiene muchos monumentos históricos como el Alcázar de Sevilla. Este lugar es utilizado para filmar Game of Thrones. La Catedral de Sevilla es muy especial. El sitio más reconocible es la Plaza de España. Este monumento es bonito y distinto. Mi parte favorita de Sevilla, sin embargo, es el río. Era muy común que la gente se sentara allí. Se puede ver el Torre del Oro desde el río. Uno puede sentarse allá y tomar una copa o una merienda. Hay muchos bares y restaurantes cerca del río y por la noche, era mágico ver las luces de colores reflejadas en el agua.