Estudiar en el extranjero: para vivir con familia

No Comments

Con el programa de estudiar en el extranjero de la Universidad de Temple, fui a Oviedo, España durante casi cinco semanas este verano. La experiencia fue más increíble de lo que yo hubiera podido imaginar antes del viaje. Durante el programa, viví con una familia española para practicar el español y experimentar la auténtica cultura española.

Estos son mis padres españoles, Victor and Nuria.

Tuve muy buena suerte porque mi familia española se convirtió en mi familia de verdad en solo un mes. Por una parte, todos en mi familia española son muy buena gente, pero por otra parte, me preparé mucho antes del viaje. Hay cosas que necesitan recordar si estás viviendo con una familia nueva en un otro país.

 Es muy importante que les compres regalos pequeños para llevarle a cada miembre de la familia cuando llegues a España. Los regalos no necesitan ser caros, pero el haber tenido el detalle es un comienzo muy bueno. La familia te va a recibir por un mes o más, entonces necesitas dar las gracias inmediatamente. Yo les di monedas estadounidenses a los padres y una pulsera que se llama ‘hermanas’ a la hija. Sus reacciones fueron muy entusiastas, y me gustó verlos alegres.

Después la primera impresión con los regalos, no se olviden que están en una casa que no es suya. Durante el programa, probablemente vas a salir con amigos y a regresar tarde. Seguramente los padres trabajan y tienen que dormir entonces es muy, muy importante que no hacer ruido al llegar tarde. Cuando estés hablando por teléfono o usando la computadora, baja el volumen. No es muy difícil y este comportamiento muestra respeto para la familia.

Con las fiestas y otros eventos durante el viaje, es muy fácil olvidarse de su familia. Conocer y hablar con mi familia durante mis ratos de tiempo libre en España fue una de mis actividades favoritas. Durante mi última semana en España, mi madre me abrazó después de la cena y dijo, “Ahora que estás cómoda y te vas en una semana”. Fue verdad.

Este es Foz, mi perro español.

No es necesario, pero si recomendable tener detalles con la familia durante toda la estadía. Una vez, les compré el postre de la cena, o cuando salí, les llevé flores con una carta. Los detalles demuestran el aprecio por su familia, y son fáciles de hacer. No necesiten gastar mucho dinero porque es el gesto lo que importa.

Después de su experiencia, querrán fotos para recordar todos los momentos con su familia y en España en general. Mi foto con mi familia española es una de mis favoritas porque yo puedo ver que estuvimos muy alegres juntos. Además, les querrán mostrar sus experiencias con la familia española a su familia biológica y sus amigos en los Estados Unidos.

Finalmente, obtengan un número de teléfono de su familia para mantener contacto después de la estadía en España. No necesiten hablar todos los días, pero es importante compartir noticias de la vida. Después de regresar a los Estados Unidos, yo hablo con mis padres españoles mucho porque los extraño y quiero saber sobre sus vidas. Ahora, estoy conectada con mi vida en España.

 La experiencia de estudiar en el extranjero es inolvidable, pero con una familia de bienvenida, la experiencia es mucho mejor. Hay que prepararse para ser respetuosos y hacer recuerdos por toda la vida.