El movimiento, “Okupa,” en Barcelona

No Comments

En Barcelona, un grupo que se llama “okupa” les ha transformado la vida en una pesadilla a los vecinos de la calle Hospital número 19.

“Okupa” es un grupo de personas quienes entran en las casas de otros y se niegan a irse. El Periódico dice

que las invasiones y la presencia del grupo comenzaron en 1984 cuando la policía se deshizo de los primeros “okupados”. Los residentes de la calle Hospital número 19 ahora necesitan cuidar sus casas durante la noche, y muchas invasiones son violentas y peligrosas.

Una foto tomada durante las protestas contra los desahucios – desde Suite Life blog

El movimiento, que no es nuevo, es anti-capitalista y se resiste a la idea de fincas privadas incluyendo bancos. “Okupa” es como una comunidad de invasores que creen en un mensaje político. Sin embargo, “okupa” es una pesadilla para los residentes de Barcelona, quienes quieren vivir en paz.

La Crónica Global describe a los asaltantes como una “mafia” muy organizada, y esto hace la situación más difícil. El objetivo del grupo es tomar los pisos que están vacíos por un rato, y en los dos meses pasados, hubo cinco intentos fallidos. Seis cuadras de la calle Hospital número 19 se llaman “zona cero” de “okupacion”.

Una situación similar ocurrió in Filadelfia el año pasado en agosto con un grupo de “squatters”. 6ABC dijo que este grupo invadió casas en el vecindario que se llama Northwood y se negó a irse por meses.

Cuando la reportera de 6ABC, Wendy Saltzman, escribió su artículo, oficiales desaconsejaron dejar la casa hasta por un rato pequeño. Después de que los “squatters”

Casa Okupa Barcelona , vista desde Parc Güell, desde WikiCommons

entraban en una casa, ellos pedían dinero a cambio de las llaves de los residentes permanentes. Saltzman investigó la situación y recomienda un sistema de alarmas para proteger su casa de los invasores.

En diciembre de 2017, un segundo “squatter” la casa ocupada y dijo “me siento mal” por sus acciones. Aunque la policía no sabía cómo deshacerse de los “squatters,” hay más casos resueltos ahora.

La Crónica también dice que “la ley funciona, pero es lenta” para los casos de “okupa”. Los residentes no necesitan legislación nueva, pero necesitan que la ley actúe más rápido en su determinación para vivir sin miedo.

Leave a Reply

(required)
(required)